|

¿Qué deberíamos saber cuando nos convertimos en madres? por Mónica Ponce

ARTI_MP
Compártelo en:

En la mayoría de los casos, la maternidad es una buena noticia. Dependerá de cada una, a muchas nos inunda la alegría, literalmente nos inundamos de lágrimas de alegría o susto. ¡Compartimos la feliz noticia! Es ahí cuando los que ya son papás comienzan a entregarnos información…

“Aprovecha de dormir, que nunca más será como antes, que lindo pero que agotador, que el parto duele, que es mejor la cesárea “ y otras miles de cosas, mientras nosotras estamos a la espera de lo vendrá, sin tener clara idea de lo que viviremos.

Comenzamos a imaginar como será, como se verá nuestro hijo o hija. Lo que más nos importa es que todo salga bien, que nazca sano(a). Y nos llenamos de buenas vibras, nos enternecemos cuando vemos a otras con sus bebés en brazos y ya nos comenzamos a imaginar como nos veremos. Disfrutamos nuestro embarazo la mayor parte de las veces (porque también pasa que debemos hacer reposo, que nos dicen que estamos con síntomas de pérdida y miles de historias más) y comenzamos a buscar información que nos ayude a estar preparadas.

SABER O NO SABER

Algunas veces tenemos la información que nos traspasa nuestra mamá, hermana o amigas sobre los cuidados del recién nacido, pero la mayor de las veces somos mamás a “sangrepato” y llegamos al parto algo asustadas, sin mucha información sobre lo que viviremos.

¡Y una vez que nace! la felicidad y el miedo se mezclan. Nos llegan más consejos: que pecho cada cuatro horas, lactancia materna a libre demanda, que las mudas, que si hay que darle o no relleno, que mejor darle agua.

Nos encontramos con una cantidad de información que a veces, no alcanzamos a digerir o priorizar. Todos nos quieren ayudar y nos dicen mil cosas y nosotras, con nuestras guaguas en brazos, infinitamente felices y también asustadas. Pero ¿cómo es la maternidad?, dependerá de cada una. “¿Quién dijo que sería fácil?”, escuché del pediatra Carlos González. No es fácil. Requiere dedicación, amor incondicional y mucha paciencia. A ustedes se les ocurrirán otros ingredientes.

Creo que lo fundamental es estar conscientes. Conscientes de que nuestro rol, de que las elecciones que hagamos pueden ser fundamentales para nuestros pequeños y nosotras mismas.

SACANDO EN LIMPIO

Criar niños y niñas pequeños, considero que es uno de los retos más fantásticos y difíciles que nos toca. Cuando tomamos conciencia de lo fundamental que son nuestros buenos cuidados en su desarrollo, tratamos de hacerlo lo mejor posible. Siempre nos vamos a equivocar, pero no nos falta la buena fe, el deseo de poner lo mejor de nosotras. Nunca me olvido de las palabras de una profe, “no tenemos que ser la mejor mamá, a nuestros hijos les basta con que tratemos de ser la mejor que podamos”. Y punto.

Pero más allá de los infinitos consejos y comentarios, considero que hay cosas imprescindibles que deberíamos saber cuando nos convertimos en mamás y papás (1):

  1. Que parte importante de nuestra felicidad en la vida tiene su origen en el primer afecto. En la relación con nuestra madre o cuidador(a) primario.
  2. Que el apego es el primer vínculo que se establece con alguien (generalmente la mamá) antes de nacer. Es el vínculo primario.
  3. En el último trimestre y durante los primeros meses de nacido, el cerebro de nuestro hijo o hija sufrirá cambios relevantes, que serán fundamentales en el surgimiento de la capacidad vincular. Y para que ello ocurra, el ambiente, o sea nosotros, tenemos un rol fundamental.
  4. Nuestro bebé puede “percibirnos” y vivir nuestra emociones a partir del último trimestre.
  5. El parto es un “trauma fisiológico” para el bebé, por eso es vital que este proceso sea lo más feliz que se pueda. Ahí estaremos nosotras, en contacto piel a piel,manteniéndolo(a) a nuestro lado, lo que le permitirá regular su temperatura, lo calmará, facilitará el proceso de lactancia. En resumen le llegará el mensaje de que estamos para el o ella.

¿Y para tí, qué es lo fundamental que hay que saber?

Mónica Ponce Q.

Fonoaudióloga

Diplomada en Trastornos Específicos del Lenguaje,

Neuropsicología infantil y Promoción de Apego Seguro.

+56983606010

mponceq@hotmail.com

Imagen portada: Pancha Silva, Alapa

Tambien te podría interesar...