¿Tartamudez? Aspectos que debes saber por Mónica Ponce, Fonoaudióloga

18/11/2015
4 Compartido

Varias dudas nos asaltan cuando escuchamos esta palabra: ¿Qué es?, ¿Es esperable en niños y niñas de cierta edad?, ¿Cuándo es un problema?, ¿Cómo ayudar a los pequeños que presentan bloqueos? Aquí trataré de abordar algunas respuestas.

Como fonoaudióloga, he recibido muchas veces a papás preocupados por la presencia de tartamudez en niños y niñas que se encuentran en pleno desarrollo del lenguaje. La palabra tartamudez/tartamudo tiene una connotación muy negativa que todos queremos evitar.

El objetivo de este artículo es aclarar algunos conceptos, para estar más tranquilos, y orientarnos acerca de cuando estar más atentos y consultar si es necesario.

¿Qué es la tartamudez?

De acuerdo a la definición de la American Speech Language Hearing Association, la disfemia o tartamudez, es un trastorno que afecta la fluidez del habla y cuyas principales características son la repetición de sílabas, sonidos o palabras y la presencia de bloqueos durante el discurso.

Existe una “tartamudez” denominada del desarrollo o fisiológica, que se presenta en los niños en un período que puede ir entre los dos y hasta los cuatro años, aproximadamente. La presencia de esta “tartamudez” no debe preocuparnos pues es esperada en esa etapa, donde el lenguaje aumenta de forma significativa y se perfecciona. Así, los niños y niñas desean narrar historias, contarnos los que les pasó en el jardín. Al mismo tiempo utilizan distintos tipos de palabras, unas más largas y complicadas que otras. Es típico que, deseen contarnos muchas cosas y surjan algunos bloqueos y repeticiones pero veremos que estos no interfieren significativamente en la expresión.

Generalmente, cuando aparecen estos bloqueos/repeticiones, de los que nuestros pequeños no son conscientes, muchos papás y mamás quieren ayudarles para hacer que desaparezcan y usan algunas expresiones como:

• “Respira”, “habla mas lento”
• “Calmado, “no te apures”
• “Repite”, “empieza de nuevo”

Debemos tener en cuenta que, primero, si mi hijo(a) se encuentra en una edad en que el lenguaje está en pleno desarrollo, pueden aparecer bloqueos o repeticiones (tartamudez fisiológica). Segundo, el niño(a) no tiene un control significativo sobre los mismos; no surgen voluntariamente, por lo tanto, será difícil pedirles que busquen formas de controlarlos.

La indicación en esta etapa es siempre ignorar la presencia de estos bloqueos o repeticiones, porque forma parte del desarrollo. Por lo tanto, jamás será beneficioso hacerlos tomar conciencia del error, que no es tal.
La invitación es siempre a observar, ver como va el desarrollo del lenguaje y si la presencia de bloqueos afecta la conversación de forma significativa o si sólo son ocasionales.

¿Cuándo estar atentos?

De acuerdo a mi experiencia, será importante prestar atención cuando los bloqueos interfieran de forma significativa en la expresión oral porque son muy frecuentes, se asocien a inhibición social, presencia de tensión muscular o tics o un desarrollo de lenguaje insuficiente. Siempre que existan dudas, será mejor consultar.

La invitación siempre será a no entregar indicaciones o hacer comentarios, sino darles el tiempo para terminar de hablar, esperarlos con paciencia, no terminar las palabras o frases por ellos y evitar ponernos nerviosos. Nuestros pequeños son lectores expertos de lenguaje no verbal.
¿Podemos ayudar?:

Cuando observemos la presencia de bloqueos, será importante tener en cuenta que:

• Jamás debe terminar una palabra o el discurso por él o ella.
• No le haga repetir palabras.
• No le pida que respire o hable más lento.
• No lo rete por el “error”
• No se muestre impaciente.
• Deje que termine lo que desea decir sin apuros. Escúchele pacientemente.
• No use la palabra tartamudo o tartamudez en presencia del niño(a)

Como ya decía, con estas indicaciones lo que se busca es eliminar la presencia de los bloqueos pero no sirven de nada.

Lo importante es, como para todo en el desarrollo de nuestros hijos e hijas, observar, potenciar el desarrollo del lenguaje, saber que cada niño/niña tiene su tiempo y consultar si existen dudas.

Mónica Ponce Quiroz
Mamá de Josefina y Arturo
Fonoaudióloga
Diplomada en Trastornos Específicos Del Lenguaje,
Neuropsicología Infantil y promoción de Apego Seguro
mponceq@hotmail.com.
83606010

Te puede interesar

Libro del día: “El Museo de Tronquito” para recolectores
Libros
35 Compartido
Libros
35 Compartido

Libro del día: “El Museo de Tronquito” para recolectores

Gabriela Morales - 21/08/2017

Este es un entretenido y especial cuento que invita a los niños y niñas a encontrar tesoros donde sea que…

Panorama: Encuentro de Ilustración en La Reina
Articulos y noticias
43 Compartido
Articulos y noticias
43 Compartido

Panorama: Encuentro de Ilustración en La Reina

Gabriela Morales - 21/08/2017

El próximo 24, 25 y 26 de agosto se realizará un súper festival de ilustración que en esta quinta versión…

Libro del día: “Un corazón que late” un viaje estelar
Libros
83 Compartido
Libros
83 Compartido

Libro del día: “Un corazón que late” un viaje estelar

Gabriela Morales - 18/08/2017

Este cuento es físicamente chiquito pero en sí explaya el escenario de la existencia ¿Cómo? con colores explosivos, en modo zoom…

Deja un comentario

Your email address will not be published.