|

Vacaciones de inviernos en casa: 7 ideas para entretener a los peques en familia

carte
Compártelo en:

En este invierno que ha sido especialmente frío y lluvioso, es por eso que la creatividad es la mejor aliada para que los niños lo pasen bien durante las vacaciones. Entretenerlos dentro de la casa puede ser todo un desafío, porque la posibilidad de agotar las energías físicas y las inquietudes de los más pequeños a veces se torna infinita, pero tenemos algunas ideas.

Por Fundación Oportunidad

A continuación te presentamos algunas alternativas que aveces por sencillas olvidamos,  actividades accesibles que pueden ayudar a las familias a que estas semanas libres de clases se transformen en un espacio de acercamiento y diversión para la familia:

1.Cocinar con los niños: No es difícil convertir la cocina en un juego para los niños, en el que además aprenden mucho. Lo importante es mantenerlos lejos del fuego y los cuchillos, asumiendo los adultos dichas funciones. Busque recetas fáciles de hacer con niños, donde la parte más divertida sea la decoración y la mezcla de ingredientes. Al cocinar, el niño aprende de medidas, cantidades, y se involucra en el proceso, y elaboración de un producto desde el comienzo hasta el final. Una excelente idea son las galletas. Tienen formas divertidas y pueden ser decoradas. Hacer la masa también es seguro para los niños. Trate de cocinar junto a su hijo, al menos una vez a la semana, deje que vaya probando, que incorpore los ingredientes, que pruebe nuevos sabores, que amase y que mezcle.

2.Acurrucarse a leer: Aprovechar las tardes junto al calor de un estufa o chimenea para leer un cuento, como un modo de relajar a los niños antes de dormir y de mantener el hábito formado durante el año. Una entretenida opción es que los niños tengan la posibilidad de ir a la biblioteca o librería y elijan personalmente lo que quieren leer. Si esto se realiza en familia, se utiliza además la ocasión para fomentar el apego. También se sugiere intercambiar libros con amigos, vecinos, incluso apoderados del jardín infantil o colegio de los hijos, de manera de poder leer a los niños variados cuentos, sin que sea una actividad extremadamente costosa.

3.Disfrazarse: Los disfraces son artículos de juego que permiten a los niños crear realidades alternativas, ser lo que quieran ser, ponerse en roles distintos, desarrollar empatía y su capacidad de imaginar. Tener un baúl con disfraces por supuesto que es una excelente posibilidad, pero estos pueden resultar costosos. Pregunte simplemente a sus hijos de qué quisieran disfrazarse y de acuerdo a su respuesta ayúdelos a armar el atuendo con ropa de ellos mismos, ropa vieja y artículos que encuentre en el hogar. Convierta la fabricación del disfraz en una primera etapa de la diversión, que luego dé paso al juego con el disfraz puesto.

4.Jugar con elementos del medio ambiente: En la naturaleza, la mayoría de los elementos pueden ser vistos como “juguetes”. Cuando el clima lo permita, realice un paseo con los niños e invítelos a recolectar objetos como conchitas en la playa, piedras, hojas caídas de los árboles –y enséñeles a no arrancarlas de ellos-, ramas, semillas y llevarlos a casa. Esto les brindará una excelente oportunidad de conocer los elementos que existen en el entorno, enseñándoles a amarlo, respetarlo y cuidarlo. El permitirles llevárselos a casa y atesorarlos, decorar con ellos, clasificarlos, enmarcarlos y hacer manualidades despertará además su lado artístico.

5.El arte siempre es algo llamativo para los niños y existen muchas técnicas entretenidas para trabajar con sus niños: temperas, tizas, plumones, estampados, papel maché, entre otras. Pueden buscar cartulinas o papelógrafos grandes y pintar con temperas con diferentes técnicas por ejemplo con los dedos o con cepillos de dientes viejos, incluso con bombillas. No olvides usar ropa que puedan ensuciar o algún delantal para no estropear la vestimenta.

6.Yoga: a los niños les encanta hacer ejercicio y el yoga es una instancia que además de lo corporal, ayuda a lo mental. Importante es vestirse cómodos y buscar un lugar con espacio para moverse. Se pueden usar colchonetas o alfombras para que los niños puedan estar descalzos. Importante siempre partir y terminar el ejercicio con respiración. Se pueden sacar ideas de algunas posturas en distintos sitios de yoga infantil. No debe exigirles que repitan una figura una y otra vez porque eso puede convertirse en algo muy aburrido para ellos. Hay que ir variando posición y los movimientos a un ritmo que los pequeños no pierdan la concentración.

7. Incorporar música cada vez que sea posible: La música tiene la capacidad de despertar el cerebro como fuegos artificiales, y de influenciar y generar estados de ánimo en los niños. Cuando quiera estimular a los niños a moverse, ponga música alegre. La música barroca los ayudará a concentrarse y relajarse, pues sus sonidos tienen la misma frecuencia del corazón humano. Las canciones de cuna los relajará para dormir y despertarlos con música suave los ayudará a estar de buen humor.

Imagen: Pancha Silva.

Edición: Alapa.cl

 

 

Tambien te podría interesar...